Tres recomendaciones útiles para preparar un examen de Cambridge

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado y saber inglés se ha convertido en un  requisito fundamental para acceder a ciertos trabajos, carreras universitarias, másters o becas en el extranjero. Y es que el conocimiento de este idioma puede abrirnos infinidad de puertas, permitiéndonos destacar frente a otros candidatos que no saben inglés.

Sin embargo, las cosas se están poniendo cada vez más serias y los departamentos de selección en universidades y empresas quieren tener garantías de que los candidatos dominan inglés (u otro idioma). Nos tomarán más en serio si podemos justificar nuestro nivel de inglés con un certificado acreditativo de lengua.

Los exámenes de Cambridge permiten acreditar nuestro nivel de lengua y evalúan todas las destrezas comunicativas del candidato. Además estos exámenes no caducan,  lo que resulta una gran ventaja frente a otro tipo de exámenes que solo son válidos  temporalmente.

Hoy os traemos tres recomendaciones que pueden serviros para preparar cualquier examen de Cambridge (First, Advanced, Proficency…) y mejorar vuestro nivel de inglés. ¡Esperamos que os resulten útiles!

1. Escribe un diario en inglés

Quizás no seas aficionado a escribir un diario pero esto, además de ser una herramienta psicológica muy útil para desahogarnos, puede ayudarnos con el inglés. El problema principal del writing es que nos obligan a escribir sobre temas que nos motivan lo suficiente o que desconocemos.  Sin embargo, escribir sobre ti mismo, la gente que te rodea o  tus anécdotas del día es algo personal que realmente te interesa y te puede resultar menos pesado.

Buscar vocabulario será más divertido porque será para expresar cosas cotidianas, que realmente necesitas en tu día a día y no lo interpretarás como unos deberes porque al final es algo solo para ti. Esto te ayudará a coger el hábito de escribir y te ayudará a no desconectar del inglés hasta el día del examen.

2. Graba tu voz con el móvil para practicar el speaking

Grabarse hablando es un recurso muy útil ya que luego puedes corregirte tú mismo, escuchándote cuantas veces quieras. Mientras hablamos, muchas veces no somos conscientes de los errores que hacemos porque estamos enfrascados en aquellas ideas que queremos comunicar. Sin embargo, cuando escuchamos nuestra grabación podemos tomar distancia y analizar con tranquilidad los errores que hemos cometido, como el empleo de muchas muletillas, la velocidad y el volumen del habla, la pronunciación etc.

Te recomendamos que busques un tema que realmente te interese y preparares un poco lo que quieres decir. No lo elabores mucho, e improvisa, así sonarás más natural. Después escúchate un par de veces, identifica los errores y grábate de nuevo intentando corregirlos.

Además, este ejercicio te ayudará a controlar el tiempo, pues podrás saber exactamente cuantos minutos has hablado. Cuando prepares las pruebas del Speaking es importante que te cronometres bien, y te ciñas al tiempo establecido.

3. Haz el mayor número de exámenes de prueba que puedas

Los exámenes de Cambridge tienen algo muy bueno y es que todos ellos presentan el mismo formato. Siempre encontraremos el mismo tipo de ejercicios y en el mismo orden. Aunque los temas varíen, nunca nos enfrentaremos a un ejercicio que no hayamos visto ya. Esto es muy positivo, porque a la hora de preparártelo sabes a qué atenerte en cada momento. Por eso os recomendamos que realicéis muchas partes de exámenes porque practicar y estar familiarizados con el tipo de prueba es tan importante como saber inglés.

Asimismo, os recomendamos hacer exámenes completos, con todas sus partes, a modo de simulacro, antes de presentaros.

En muchos libros de texto vienen partes enteras de exámenes pero buscando en internet también podéis acceder a partes de exámenes tanto de forma gratuita como de pago.

¡Esperamos que os hayan gustado estas recomendaciones! 

Idioms con animals (Parte 2)

En este post os hemos traído nuevos idioms o frases hechas relacionadas con los animales. Como ya sabéis los idioms invaden el lenguaje cotidiano, por lo que merece la pena prestarles atención.

Os animamos mucho a emplear pues idioms os harán sonar como nativos y dará una imagen de naturalidad y espontaneidad a vuestros interlocutores. La buena noticia es que aunque hay infinidad de idioms es un parte muy interesante de una lengua y muy divertida. Es difícil aburrirse estudiando frases hechas pues en ocasiones son muy divertidas y originales.

 Aquí os dejamos 5 idioms en inglés explicados y con sus  posibles expresiones equivalentes en español para compararlos.

  1. Chicken out

El phrasal verb “chicken out” significa echarse atrás en el último momento porque tienes miedo de algo. Significa acobardarse o desistir de algo a última hora. Las gallinas siempre han tenido fama de cobardes por la desconfianza que muestran hacia todo aquello que desconocen os les asusta. En español también pensamos en este animal para expresar esta idea y tenemos la expresión “ser un gallina”. Otras expresiones equivalentes podrían ser “rajarse”o “echarse atrás”.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • I was going to go bungee jumping, but I chickened out.
  • He was going to ask her on a date, but he chickened out at the last minute.

  1. Spring chicken

La expresión “spring chicken”, literalmente “pollo de primavera” se comenzó a utilizar alrededor de 1700 cuando los granjeros se dieron cuenta de que las gallinas nacidas en primavera tenían mejores precios que las que habían nacido en invierno y eran más viejas.  Así, cuando trataron de vender las viejas como si fueran de primavera los clientes se quejaron de que aquellas no eran “pollos de primavera”.

Esta expresión, un tanto negativa, significa que eres una persona vieja, que ha perdido la juventud. Normalmente se utiliza de manera despectiva para referirse a alguien que ha pasado la primera fase de la adultez, y que como aquellos pollos ha perdido ciertos atractivos o ya no es capaz de hacer ciertas cosas debido a la edad. En español tenemos la expresión “estar en la flor de la vida” para expresar que alguien es joven, que es algo similar al inglés.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • She is not a spring chicken. She wouldn’t like to go partying with us.
  • I think I look pretty good, considering I’m no spring chicken.

  1. Pig out

La expresión “pig out” significa ponerse excesivamente hasta arriba de comida. Como en español, en inglés asocian a los cerdos con la glotonería y de ahí que hayan creado este phrasal verb para expresarlo. En español tenemos expresiones muy similares como “ponerse como un cerdo” o “ponerse como un animal”.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • I pigged out on pancakes so I don’t have room for lunch.
  • We just pigged out on potato chips while we watched the movie.

  1. Clam up

La expresión “clam up” significa quedarse callado de repente, enmudecer. Normalmente se emplea cuando alguien se niega a hablar de repente porque se siente avergonzado, nervioso o no quiere hablar de algo en particular. “A clam” es una almeja y este término alude a las dos valvas de la concha de las almejas, que suelen permanecer herméticamente cerradas.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • Arthur clammed up when I asked him about his family.
  • The teacher asked who had thrown the eraser, but the class clammed up.

En español cuando alguien se queda callado de repente decimos que “le comió la lengua el gato” o que se ha quedado “callado como una tumba”, entre otras.

  1. Be a cold fish

Decimos que alguien es “a cold fish” (un pez frío) para expresar que esa persona es distante, poco empática e insensible. En español también hablamos de “una persona fría” para referirnos a alguien insensible, pero no pensamos en un pez.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • He rarely talks to his colleagues. He’s a cold fish
  • He seemed rather a cold fish, but actually he’s quite passionate.

¡Y esto es todo por hoy! Próximamente os traeremos más entradas con idioms de animales. ¡Esperamos que os haya resultado interesante!

 

Idioms con animales (Parte 1)

En este nuevo post vamos os hemos traído unos idioms o frases hechas relacionadas con los animales. Los idioms son una parte muy importante del lenguaje cotidiano y por lo tanto merece la pena dedicarles atención. Además, estos son generalmente divertidos y originales y nos permiten ampliar nuestro vocabulario mientras disfrutamos y buscamos esas mismas expresiones en nuestra lengua materna. Como normalmente no tienen un significado literal sino más bien figurativo es necesario conocer el significado de cada uno.

Emplear idioms te hará sonar como un nativo y dará una imagen de naturalidad y espontaneidad a tus interlocutores. A veces son muy parecidos a lo que nosotros diríamos en español, pero otras veces no tienen nada que ver. Hemos incluido posibles expresiones equivalentes en español para compararlos y así ver las diferencias y las similitudes. ¡Vamos a por ello!

  1. Busy as a bee

Literalmente significa “ocupado como una abeja”. En inglés empleamos este idiom para expresar que estamos hasta arriba de trabajo. Siempre se ha dicho que las abejas son muy trabajadoras pues se pasan el día polinizando las flores, tomando el néctar y preparando la miel.

El origen de esta expresión la encontramos en Los Cuentos de Canterbury donde aparece en un inglés arcaico la  frase “In omen been! For ay as bisy as bees.”

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • He’s as busy as a bee, quite often attending meetings and organizing events.
  • You never have time to hang out with your friends anymore. What has you as busy as a bee?

En español pensamos más en una hormiga u “hormiguita” cuando nos referimos a alguien muy trabajador y constante. Así, existe la expresión “ser una hormiguita”.

  1. Get/Have your ducks in a row

Alguna vez habréis visto en las películas que alguien va conduciendo y se tiene que parar en un cruce porque hay una mamá o papá  pato cruzando la calle con sus crías. Os habréis dado cuenta de que no cruzan todos a lo loco, sino que se ponen en fila india y pasan de forma organizada. Los patos son muy civilizados y organizados a la hora de desplazarse todos juntos. De esta manera, esta expresión significa “tener las cosas organizadas”.

Si alguien te dice “get your ducks in a row”, te está pidiendo que te pongas las pilas, te centres y organices todo lo necesario para llevar a cabo alguna tarea o proyecto, por ejemplo.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • I’m trying to get my ducks in a row before I go to Munich.
  • “I need everybody to get their ducks in a row This deal is going to heat up tomorrow, and we need everyone on this team ready to work.”

En español no tenemos ninguna expresión similar con un animal para expresar lo mismo. Diríamos simplemente “Poner en orden tus cosas/asuntos”.

  1. Hold your horses

En los Western es muy habitual ver como los vaqueros tiran de las riendas de sus caballos para sujetarlos o hacer que frenen. Si un vaquero ve a otro y le pide que para puede decirle “hold your horses” (sujeta a tus caballos). De ahí viene este idiom, que significa “espera un momento”, “para el carro”.  Es una expresión informal y suena un poco arcaica, pero se sigue empleando con cierto humor.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • Hold your horses! There’s no need to rush.
  • Just hold your horses, Peter! Let’s think about this for a moment.

Como ya hemos señalado, una expresión equivalente sería “¡Para el carro!”.

  1. Not give a monkey’s

Esta curiosa e informal expresión en inglés significa que “algo te da completamente igual, que no te interesa”. Esta expresión es un poco ruda, así que te recomendamos utilizarla con un poco de cuidado.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases en inglés donde pegaría este idiom:

  • I don’t give a monkey’s what he thinks – I’m not doing it.’
  • I don’t give a monkey’s what other people think.

En español no pensamos en ningún animal en concreto para expresar que algo nos da igual. Algunas expresiones equivalentes podrían ser “me importa un pimiento”, “me importa un carajo”o  “me importa un comino”.

¡Y esto es todo por hoy! Próximamente os traeremos más entradas con idioms de animales. ¡Esperamos que os haya resultado interesante!

BUENA INVERSIÓN EN IDIOMAS

Todos sabemos que el aprendizaje de un idioma puede resultar complicado y prolongarse en el tiempo hasta llegar a un nivel alto. Sin embargo, los expertos en lingüística avanzan en las investigaciones cognitivas y garantizan que la forma más rápida y eficaz de aprender un idioma es una convivencia completa en un ambiente de la lengua que está estudiando.

Una de las opciones más fáciles para conseguir este ambiente nativo es realizando una breve estancia en el extranjero aprendiendo el idioma y la cultura de sus hablantes. Conocemos las opciones más típicas y tradicionales como pueden ser Reino Unido o Irlanda, pero no son las únicas. Otras opciones son Estados Unidos y Canadá, donde podemos ir no solo a aprender inglés sino también aprovechar y visitar alguna de las ciudades más conocidas del país como puede ser Nueva York, Miami o San Francisco en Estados Unidos, o Toronto, Calgary o Montreal en Canadá.

Otros lugares para aprender inglés pueden ser Malta, ideal para quien prefiera un clima más templado dentro de Europa o Chipre, para quien quiera descubrir su historia. Además, ambos destinos son ideales para aprender el inglés, ya que ambas islas fueron colonias británicas: Chipre por 82 años y Malta por 150 años, por lo que la cultura inglesa y obviamente el idioma inglés es parte de la población de ambos países.

Por lo tanto, el aprendizaje del inglés o de otros idiomas se puede impulsar fácilmente si realizamos un curso en el extranjero y a la vuelta continuamos la práctica de dicho idioma. Y como hemos visto, podemos descubrir diferentes destinos de los que también podamos aprovechar sus alrededores, porque aprender idiomas también es viajar, conocer gente, culturas y ¡disfrutar!

¿Por qué estudiar un Año Académico en el extranjero?

En las últimas décadas, el número de estudiantes españoles que han realizado un Año Académico fuera de España, ya sea en países europeos como Irlanda o Reino Unido, como fuera de Europa, en Estados Unidos o Canadá ha aumentado notablemente, un 14.8% en el curso 2014-2015.

Dicho Año Académico no solo permite que los estudiantes vivan una experiencia inolvidablesino que les permite conocer una nueva cultura, una inmersión completa en el inglés, conocer a gente de muchas nacionalidades, así como descubrir nuevas asignaturas para su futuro profesional y madurar tanto intelectualmente como académicamente.

Estas son algunas de las razones por la que los padres deciden que sus hijos realizan un Año Académico en el extranjero. Los cursos  más demandados son 4º de la ESO y 1º de Bachillerato, ya que es la época ideal para que vayan conociendo a qué les gustaría dedicarse en un futuro cercano.  

Sin embargo, también estudiantes con menos edad, entre los 12-15 años, se lanzan a la aventura de conocer un nuevo país y sumergirse en su lengua y cultura.

A continuación, podréis conocer las experiencias de algunos de nuestros estudiantes:

  • “Al principio es duro, pero al final es una experiencia inolvidable y genial” afirma Débora, quien cursó 2º de la ESO en Irlanda. La estudiante reconoció que al principio es difícil pero que la gente que conoces en destino te hace sentir en casa y la experiencia merece la pena.

    Al igual, su compañera Alicia, quien realizó 4º de la ESO (Transition Year) en Irlanda dice que “no utilizan libros, no hay muchos exámenes y hay días que les enseñan partes prácticas de los estudios”.

  • Los padres también sacan buenas impresiones cuando sus hijos realizan un Año Académico en el extranjero. Lourdes, madre de Alicia, reconoce que ha cumplido sus objetivos cuando decidió que su hija realizara un Año Académico en Irlanda, ya que ha vuelto “más sociable, abierta, madura y valiente”. “Siempre se tienen dudas, pero hay que darles ánimos. Es una gran experiencia para ellos”. Laura, cuyo hijo Daniel estuvo estudiando 1º Bachillerato en Estados Unidos, afirma que a veces piensa que “sabe más lo que hace allí que cuando estaba en España, pues la comunicación es muy fluida con él y la familia anfitriona”. “Está viviendo una experiencia maravillosa”.

La conclusión que hemos obtenido después de nuestros años de experiencia es, emocionalmente, una evolución por parte del alumno tanto en madurez como académicamente, e intelectualmente, una nueva oportunidad para mejorar su expediente académico y ampliar su visión de futuro. Una práctica que cada vez más estudiantes la realizan a lo largo de los años y que proporciona un desarrollo completo para futuras generaciones.

Comparativos y superlativos: los adjetivos irregulares

¡Buenas tardes! Hoy llegamos con una clase informativa para que tengamos muy claro el complicado mundo de los adjetivos, en especial, los adjetivos que no siguen las normas conocidas de poner more/most o la terminación er/est. Para que no se os olviden (aunque sabemos que si se os han olvidado en seguida los sabréis) a continuación os presentamos los adjetivos irregulares: 

POSITIVECOMPARATIVESUPERLATIVE
GOOD/ WELLBETTERBEST
BAD/ ILLWORSEWORST
FAR (lugar)FARTHERFARTHEST
FAR (lugar+tiempo)FURTHERFURTHEST
MUCH/ MANYMOREMOST
LITTLE (cantidad)LESSLEAST
LESSLESSERLEAST
OLD (gente)ELDERELDEST

Esperamos que este post os haya sido útil, y si tenéis alguna pregunta sobre los adjetivos irregulares o regulares y su uso, no dudéis en preguntárnoslo 🙂