Cervantes y Shakespeare — 400 aniversario (1/3)

¡No todo el mundo celebra su 400 cumpleaños! Esta es la razón por la cual se han organizado actividades y grandes eventos para realzar la vida y obras de dos de los escritores más reconocidos, importantes e influyentes a lo largo de la historia: Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare.400

Así, hemos decidido que las siguientes entradas vayan dedicadas a estas dos grandes figuras internacionales, con el objetivo de aprender más, tanto de ellos, como de sus obras.

 

(I) Miguel de Cervantes: obra y vida Cervantes

Miguel de Cervantes Saavedra nació en 1547 en Alcalá de Henares, donde vivió durante su infancia. De joven, en 1571, se alistó como soldado y participó en la batalla de Lepanto contra el imperio Otomano, hecho este del que siempre se sintió muy orgulloso. Fue entonces cuando le hirieron y perdió su mano. De ahí el apodo de ” el manco de Lepanto”.

En la vuelta a su país, fue arrestado y encarcelado en Argelia, donde pasó 5 años de su vida hasta que los padres de Trinitarios consiguieron liberarlo con la ayuda de su familia. Esta experiencia fue la que le condujo al mundo de la escritura. Habiéndole negado su viaje a las Indias, viajó por diversas ciudades de España, entre las que destaca Valladolid, para buscar mecenas, encontrando al conde Lemos a quien dedicó su última obra, Los trabajos de Persiles y Segismunda. Vivió luchando como escritor hasta el 22 de abril de 1616, en Madrid, donde le enterraron el 23 de abril.

A pesar de estas dificultades, fue un autor muy prolífico. En teatro, son famosos su entremeses como El viejo celoso y sus comedias como Los baños de Argel. En poesía destaca A la entrada del duque Medina en Cádiz. Sin embargo, es mundialmente conocido por sus novelas, entre las que destacan La Galatea, Novelas Ejemplares y, sobre todo, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, libro que posteriormente le otorgó un reconocmiento global, ya que ironiza un género literario de la época con todo detalle estilístico y novelesco. En resumen, fue un best seller de la época.

Os esperamos en la siguiente entrega, en la que os hablarémos de William Shakespeare. Mientras tanto, disfrutad de un buen libro en esta semana tan dada a ello.

 

 

 

 

Artículos de Interes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *