Cómo nació y evolucionó el inglés: el inglés de la ciencia

En el último capítulo, vimos como la traducción de la Biblia del rey Jacobo marcó un antes y un después en la literatura inglesa y en el inglés como tal, añadiendo multitud de estructuras y vocabulario que influyeron notablemente en como es el inglés a día de hoy.

Evolución del ingles CAP. 5, 2El quinto capítulo de esta divertida serie nos explica cómo con el auge de la ciencia y los nuevos descubrimientos, los científicos tuvieron que inventar nuevas palabras para denominar todo aquello que estaban descubriendo.

De hecho, la mayoría de textos científicos se escriben en inglés, y no solo porque muchos términos para los descubrimientos son de origen inglés sino porque, como veremos más adelante en esta serie, el inglés se ha convertido en “the world language” y es utilizada a nivel mundial como lengua de difusión y comunicación entre los diferentes países del mundo.

A continuación encontraréis la transcripción:

.

“Before the 17th Century scientists weren’t really recognised – possibly because lab-coats had yet to catch on.
But suddenly Britain was full of physicists – there was Robert Hooke, Robert Boyle – and even some people not called Robert, like Isaac Newton. The Royal Society was formed out of the Invisible College – after they put it down somewhere and couldn’t find it again. At first they worked in Latin. After sitting through Newton’s story about the ‘pomum’ falling to the ‘terra’ from the ‘arbor’ for the umpteenth time, the bright sparks realised they all spoke English and could transform our understanding of the universe much quicker by talking in their own language.
But science was discovering things faster than they could name them. Words like ‘acid’, ‘gravity’, ‘electricity and ‘pendulum’ had to be invented just to stop their meetings turning into an endless game of charades.
Like teenage boys, the scientists suddenly became aware of the human body – coining new words like ‘cardiac’ and ‘tonsil’, ‘ovary’, and ‘sternum’ – and the invention of ‘penis’ (1693), ‘vagina’ (1682) made sex education classes a bit easier to follow. Though and ‘clitoris’ was still a source of confusion.”

¡No os perdáis el próximo capítulo en el que hablaremos de cómo el inglés llegó a otras regiones del mundo!

Artículos de Interes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *