Tres mercadillos navideños europeos con encanto

  1. Mercadillo de Colmar (Francia)

El primer mercadillo navideño que queremos destacar es el de Colmar, en Alsacia . Esta ciudad, debido a su proximidad con Alemania y a su historia, tiene una fuerte tradición germánica que se ve claramente plasmada en sus encantadores mercadillos de navidad.  En Colmar coexisten 5 mercadillos navideños diferentes repartidos por diferentes puntos de la ciudad, todos ellos con una temática distinta. Encontramos el mercadillo de la Place des Dominicains, el de la Place de Jeanne d’Arc, dedicado a los productos culinarios locales, el de la Place de l’Ancienne Douane, el de Artesanía y Antigüedades y el Infantil, en Petite Venise.

La ciudad de Colmar, con sus características casas alsacianas con entramados de madera, es espectacular, de cuento de hadas, y en Navidad esto solo mejora. La ciudad y las casas se llenan de luces, árboles de Navidad y de una decoración impresionante que parece que nos transporta al hogar de Papá Noel. Os recomendamos probar el vin chaud (vino caliente) y los típicos bretzels de anís (aunque todo allí está delicioso).

¡Aquí os dejamos un vídeo para que lo conozcáis mejor!

2. Mercadillo de Núremberg (Alemania)

El mercadillo navideño de Núremberg, en Baviera, es el más famoso del país y uno de los más visitados de Europa y del mundo. El mercadillo principal es el del Niño Jesús (Christkindlesmarkt), que se celebra en el casco antiguo de la ciudad. Este mercadillo tiene una esencia muy tradicional pues se lleva celebrando desde hace 400 años aproximadamente. En él podemos disfrutar de villancicos interpretados por el coro local y de famoso pregón de los ángeles, entre otras actividades. 

En cuanto a la comida, podemos degustar delicatesen navideñas como el pan de especias (Lebchuken), galletas de jengibre y las deliciosas salchichas bratwurst de Núremberg.

 

Por último, además del mercadillo del Niño Jesús encontramos el Mercadillo de Navidad para los niños (Kinderweihnacht) que destaca por su locomotora de vapor, su carrusel y sus numerosos talleres infantiles.

¡Y aquí va otro vídeo para que lo veáis de cerca!

  1. Mercadillo de Tivoli (Copenhague, Dinamarca)

Este mercadillo se encuentra dentro del parque de atracciones de Tivoli, que recibe aproximadamente cuatro millones de visitantes extranjeros que todos los años. Dentro del parque encontramos tiendas, casetas, puestos de comida y bebida, música en directo, juegos y atracciones. Lo más destacable es la aldea de Santa Claus, donde podemos encontrar a sus pequeños ayudantes, unos duendes que siempre visten de rojo.

Entre las delicias danesas que podemos disfrutar en el parque destacan las æbleskiver, unos dulces en forma de  bolitas que se comen calientes y acompañados de azúcar, crema batida y mermelada. También puedes probar los klejner, los buñuelos tradicionales navideños.

Artículos de Interes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *